lunes, 14 de mayo de 2012

Lecturas compartidas


“Cuando mi padre me leía, yo me recostaba sobre él y me volvía partede su pecho o de sus brazos. Y yo creo que los niños que son abrazados y sentados en las piernas – deliciosamente acariciados- siempre asociarán la lectura con los cuerpos de sus padres, con el olor de sus padres. Y eso siempre te hará lector.
Porque ese perfume, esa conexión, dura para toda la vida”.     Maurice Sendak

2 comentarios:

  1. ¡Hermoso!!!! La lectura, los libros, parte especial de la vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu comentario Lauri...y si, es así...

      Eliminar